Red de Bibliotecas

Clubes de lectura

Clubes de lectura de adultos de la BPM José Hierro

La Biblioteca José Hierro cuenta con 22 clubes de lectura de adultos, presentan una gran variedad en cuanto a géneros literarios y temáticas se refiere: 2 de historia; 2 de arte; 7 de narrativa general; 1 de teatro; 1 de poesía; 1 de literatura japonesa; 1 de novela negra; 2 de narrativa en inglés; 1 de narrativa en francés y 4 de lectura fácil. Un total de 409 personas de todas las edades, sexo, profesión y niveles culturales pasan por nuestras salas para comentar lo que han leído en sus casas, de una manera personal y silenciosa con el fin de lograr la intercomunicación directa e interior entre lector y autor, el día de la reunión del club en la Biblioteca. Guiados por un coordinador, diseccionan las lecturas, amplían los márgenes de los libros y hacer actividades relacionas con las distintas temáticas, el tiempo y el espacio donde se desarrolla la acción de las novelas. Forman entre todos un grupo de gente inteligente, sensible e imaginativa que se benefician a diario de la lectura, mejorando así su calidad de vida. Los libros que se leen en los clubes dan libertad porque la libertad de los individuos es la libertad de aquello que piensan y su pensamiento lo alimentamos con sus vivencias y sus lecturas. Pero lo realmente entrañable, lo más importante es que los clubes de lectura de la Biblioteca son una gran familia, que se unen frente a títulos y autores para realzar sus opiniones, exaltar sus sentimientos, distraerse y entretenerse con las actividades que derivan de los libros.

Funcionamiento y normas
Son principios muy básicos de educación y respeto al grupo, que los miembros de los clubes deben formalizar para el buen funcionamiento de éstos.
• Cumplir los horarios: si llegan tarde, por motivos justificados, deben incorporarse con suma discreción intentando no cortar el ritmo de    la sesión.

• Asistir de forma periódica: para sacar el máximo provecho a la lectura es importante que no se pierdan ninguna sesión, si no han podido      asistir deben seguir el ritmo de los comentarios del libro, no retroceder a hablar de personajes y temas ya comentados, y si han leído más de lo establecido, que no adelanten acontecimientos. Si no asisten regularmente al club, tienen que tener muy claro que están ocupando una plaza que no están aprovechando, sobre todo cuando hay lista de espera. Es importante llevar la lectura al día.

• Cuidar el libro y devolverlo a tiempo: los libros son un préstamo de nuestra biblioteca o de otra biblioteca de la red con un tiempo limitado de préstamo, si no devuelven el libro cuando está estipulado otros clubes no podrán leerlo y hacen quedar a la biblioteca y al grupo como morosos. Si un libro se deteriora o se pierde debe ser repuesto por el usuario.

• Respetar el turno de palabra: las personas que forman el club deben asistir con voluntad de atender a los demás, participando algunas veces y otras sólo escuchando. El buen conversador es alguien que sabe escuchar, y es esta, aunque no lo parezca una de las tareas más difíciles. Cuando escuchamos tenemos que dejar a un lado nuestros pensamientos, atender y volvernos hacia la persona que habla, es necesario prestar atención para hacer una réplica adecuada y continuar el diálogo. Sin embargo, el que permanentemente se escucha a sí mismo, no es capaz de oír al otro y el que acapara la conversación con un tema irrelevante empobrece el funcionamiento del club.
Disfrutan así todos de la conversación, sobre todo cuando es espontánea y se desarrolla con un orden natural, de forma ordenada, con brevedad y pertinencia, y principalmente si dedicamos unos segundos a la reflexión antes de hablar. La gente que es tímida, habla poco, aunque podemos invitarles a contestar alguna pregunta directa, o a leer un fragmento del texto, pero solo si les apetece hacerlo, sin presionarlos, para que no acaparen la conversación los más atrevidos, y ellos aprendan a intervenir y a expresar su ideas.

• Con el tiempo mostramos nuestra intimidad ante el grupo, contando nuestras experiencias cuando son paralelas a la vida de los protagonistas de las novelas, por lo que se pacta de antemano, sin ser necesarias las palabras, la confidencialidad de todo lo personal que cada uno cuenta.

En estos momentos, debido a la situación sanitaria de nuestra ciudad, a causa del Covid, la actividad presencial de los clubes se ha interumpido. Estamos barajando alternativas para seguir atendiendo a los lectores en medios no presenciales.
Actividades de los clubes de lectura

Visita a Toledo

Con el director de la Biblioteca Regional
 En la Sala Borbón - Lorenzana 
   Mezquita del Cristo de la Luz
   Sinagoga del Tránsito